Detenidos 13 venezolanos que buscaban entrar ilegalmente a Trinidad y Tobago

El grupo, entre quienes se encontraba un bebé de 3 meses, fue hallado el sábado escondido en una zona del suroeste de la nación

San Juan.- La Policía de Trinidad y Tobago informó este lunes la detención de trece venezolanos que buscaban entrar ilegalmente al país, entre ellos seis menores.

El grupo, entre quienes se encontraba un bebé de 3 meses, fue hallado el sábado escondido en una zona del suroeste de la nación.

Las fuerzas de seguridad explicaron que serán trasladados a la base de la Guardia Costera en el Helipuerto de Chaguarama, en el noroeste del país, para pasar la cuarentena por la COVID-19.

El pasado 24 de septiembre fueron detenidos otros 18 venezolanos tras una redada en la capital, Puerto España.

Los ciudadanos venezolanos que huyen de la situación económica y política que sufre su país han estado llegando a Trinidad y Tobago, tanto legal como irregularmente, durante los últimos meses.

En 2019, el Gobierno de Trinidad y Tobago entregó documentación por la que se legalizaba la situación a 16.000 venezolanos, lo que les ha permitido trabajar y residir legalmente.

Louise Tillotson, investigadora para el Caribe de Amnistía Internacional, indicó en agosto pasado que no era ningún secreto que las autoridades de Trinidad y Tobago «criminalizan la entrada irregular en el país, lo cual es contrario a las normas internacionales de derechos humanos».

«Expulsar a personas venezolanas y devolverlas a la emergencia humanitaria y de derechos humanos de la que huían, en plena pandemia, es una violación indignante de las obligaciones contraídas por Trinidad y Tobago en virtud del derecho internacional. Ninguna persona debe ser devuelta a un lugar en el que corra peligro de sufrir graves violaciones de derechos humanos», añadió.

La pandemia de la COVID-19 se ha cobrado ya 71 vidas y ha dejado 4.362 personas contagiadas en Trinidad y Tobago.

La semana pasada, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reconoció ante la ONU la emigración venezolana, que durante mucho tiempo negó su Gobierno, y que, según afirmó, se produjo «por razones económicas».

Pese a que el mandatario no mencionó ningún número concreto de emigrantes que partieron ante la prolongada crisis económica y social que vive Venezuela, la ONU ha cifrado en unos 5 millones de personas las que han debido abandonar el país caribeño en busca de un futuro mejor.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *