España prevé crear 800.000 empleos con los primeros 72.000 millones de la UE

En un acto celebrado este miércoles al que han asistido de forma telemática todos los ministros de Sánchez, sindicatos, empresarios y embajadores de los países de la UE, el presidente ha avanzado las principales líneas del denominado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española con el que pretende impulsar «una nueva modernización» del país

Madrid.- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha presentado un plan de inversiones a tres años asociado a los primeros 72.000 millones de euros (unos 84.800 millones de dólares al cambio actual) de la UE, que estará centrado en las transformaciones ecológica y digital con el objetivo de sumar 2,5 puntos de PIB y 800.000 empleos en 2023.

En un acto celebrado este miércoles al que han asistido de forma telemática todos los ministros de Sánchez, sindicatos, empresarios y embajadores de los países de la UE, el presidente ha avanzado las principales líneas del denominado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española con el que pretende impulsar «una nueva modernización» del país.

Con este objetivo, la mitad de los 140.000 millones de euros (164.850 millones de dólares) de los fondos de la Unión Europea (UE) destinados a combatir los efectos de la pandemia que le corresponden a España en los próximos seis años se movilizarán en el periodo 2021-2023 con proyectos que se ejecutarán en ese plazo.

En concreto, serán 72.000 millones de euros (59.000 millones -69.000 millones de dólares- del fondo de recuperación y resiliencia y 12.400 millones -14.600 millones de dólares- del React-EU), a los que se sumarán otros 79.000 millones (93.000 millones de dólares) de fondos estructurales y de la política agrícola común (PAC).

Para acelerar los plazos y con independencia de cuándo lleguen los pagos la Comisión Europea (CE), el Gobierno español va a incluir la primera anualidad de fondos, unos 27.000 millones de euros (31.800 millones de dólares), en el proyecto presupuestario del año 2021, unas cuentas para las que no tiene garantizada una mayoría y que necesitarán el apoyo de otros partidos políticos.

El presidente ha insistido en que los del próximo año «no son unos Presupuestos cualquiera» ya que «no vivimos una situación cualquiera», por lo que ha pedido apoyo para un presupuesto «de progreso» y «de país» que «España necesita perentoriamente».

Sánchez ha puesto en valor la «fuerza de la unión» que ha permitido al país dar una «respuesta sin parangón» a la pandemia pese al «griterío» político y ha pedido a la oposición una «colaboración mínima en beneficio del interés general y del bien común».

Las transformaciones energética y digital constituyen los ejes transversales del plan, ya que copan un 70 % de las inversiones totales -un 37 % y un 33 %, respectivamente-. A ellas se suman la igualdad de género y la cohesión social y territorial.

En materia energética, el objetivo es que en 2050 toda la energía que se consuma en España sea renovable, lograr 250.000 vehículos eléctricos nuevos en 2023 y 5 millones en 2030, con 100.000 puntos de recarga, rehabilitar más de medio millón de viviendas para hacerlas más eficientes o restaurar 3.000 kilómetros de ríos, un proyecto al que se dedicarán 2.500 millones de euros.

Para avanzar en la transformación digital se extenderá la formación digital a más de 2,5 millones de pymes y se perseguirá que la cobertura 5G llegue al 75 % de la población, al tiempo que se formará en teletrabajo a 150.000 empleados públicos.

El Ejecutivo español ha establecido diez políticas tractoras que serán la guía del plan: Luchar contra la despoblación y mejora de entornos urbanos, infraestructuras, transición energética, modernización de la administración pública, digitalización empresarial, ciencia y refuerzo del sistema público de salud, educación y formación continua, atención a personas dependientes, cultura y deporte.

La décima, que no tendrá dotación presupuestaria del plan, consistirá en la modernización del sistema fiscal español, incrementado su progresividad y capacidad redistributiva.

Para agilizar la distribución de fondos el Gobierno de Sánchez prevé eliminar trabas administrativas y planea reformas legales para hacer una gestión transparente y eficaz.

 

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *